“Tengo recuerdos positivos, como fue el rigor académico del Departamento de Ingeniería Industrial”

Jun
28
2016

Así lo sostuvo el egresado de Ingeniería Civil Industrial de la U. de Santiago en 1998, Alejandro Gallardo, ex dirigente estudiantil y actual socio de la empresa de Ingeniería “Cinetic Ltda”.

Como un entusiasta de la navegación a vela y los deportes náuticos se define el Ingeniero Civil Industrial de la Universidad de Santiago de Chile (1998), Alejandro Gallardo Candia, quien actualmente se desempeña como gerente de consultoría para los mercados industrial y de consumo, de la empresa Cinetic Ltda.

Nuestro egresado precisa que en esta empresa, de la cual es socio, realizan consultoría en procesos de negocios y gestión de proyectos. “Usamos la metodología BPM - Bussines Process Managment, que permite llevar la empresa desde una mirada operativa – productiva, a una de gestión por indicadores de procesos (KPIs). También hacemos asesoría más especializada, por ejemplo, preparar una empresa para la implementación de un ERP (como SAP)”, indica.

Este Ingeniero Civil Industrial de la U. de Santiago fue durante diez años empleado en varias compañías multinacionales, donde llegó a ser gerente de primera línea. Pero decidió tomar el camino del emprendimiento y formar su propia empresa. “Estoy contento”, reconoce.

Alejandro ahora se prepara para partir el 2014 al mar Mediterráneo a practicar su deporte favorito, por una parte, y a realizar algunos negocios en Francia.

Es por ello que está estudiando intensamente francés en el Instituto Chileno Francés de Santiago, lugar donde  Alejandro nos recibe y recuerda su paso por el Departamento de Ingeniería Industrial de la U. de Santiago, donde fue presidente del Centro de Alumnos en el período 1996-1997.

“Tengo recuerdos positivos, como fue el rigor académico, aunque con la necesidad de contar con una malla curricular más actualizada. En mi época, hacia falta realizar cambios curriculares”, rememora.

El año 1997 fue agitado en materia de movilizaciones estudiantiles. “Fue interesante haber vivido esa contingencia, y haberla vivido participando. Ese año logramos movilizar a muchos estudiantes del Departamento. Recuerdo una gran marcha frente al Congreso Nacional, nunca representantes de Ingeniería Industrial habían ido a Valparaíso representando a la Universidad y llevamos cuatro buses con alumnos del departamento de Industrias. Fuimos el Departamento que más personas llevó a la marcha”.

Alejandro Gallardo deja en claro que siempre fue un dirigente estudiantil independiente, con un pensamiento de centro izquierda, pero sin partido político.

¿Cuáles fueron a tu juicio las fortalezas en la formación profesional que te entregó el Departamento de Ingeniería Industrial?

“Las fortalezas evidentes en la formación profesional de Ingeniería Civil Industrial, y que en algún momento cuestionamos mucho, es la visión sistémica, que permite tener una mirada más holística de la organización, más transversal, que es algo que hoy en día las empresas cada vez requieren y buscan más”.

¿Cómo ha sido el desarrollo de tu carrera profesional?

“He desarrollado mi carrera profesional en el ámbito de la ingeniería más soft: procesos de negocios, consultoría en gestión y tecnologías de la información en el mercado de las telecomunicaciones, industria productiva y de consumo masivo. No seguí las áreas de operaciones ni financiera, pero si tengo muchos compañeros egresados que se desempeñan exitosamente en la banca o en servicios financieros, y les va muy bien”.

De acuerdo a tu experiencia profesional, ¿cuáles consideras asignaturas clave que te sirvieron y cuáles sentiste te hicieron falta?

“Fueron muy valiosas Ingeniería Económica y Evaluación de Proyectos, que debieran ser asignaturas a las que se les debiera dar más importancia, deben fortalecerse mucho más (…) sería altamente recomendable alguna asignatura relacionada con la Gestión de Proyectos. Hoy, ninguna empresa se entiende sin estar buscando permanentemente la mejora continua (o correctiva) y la innovación, y cada una de esas mejoras son proyectos, que deben ser administrados y gestionados por alguien. Debe fortalecerse de manera importante o establecer una línea de estudios en el ámbito de la gestión de proyectos. Hay certificaciones internacionales, como la que otorga el Project Managment Institute (Estados Unidos), del cual estoy certificado desde el año 2003 (cuando era empleado de Telefónica), lo que me ha dado grandes oportunidades profesionales y laborales”.

Alejandro Gallardo manifiesta enfático que gestionar “no es sólo conversar y hacer que las cosas sucedan…es mucho más que eso”. Sostiene este egresado que el enfoque ingenieril debiera preocuparse de fortalecer esa dimensión de la malla curricular.

¿Cuál es tu visión del desarrollo de las habilidades blandas?

“El desarrollo de las habilidades blandas es fundamental. Cuando estudié había iniciativas en el Departamento, pero eso debe ser más formal (a nivel curricular). Se debe sistematizar el conocimiento relacionado con habilidades blandas y desarrollarla, más que en teoría, en acción, al estilo de Riplha. Recuerdo los talleres del profesor Osvaldo García de la Huerta, en quinto año. Debieran hacerse en primer o segundo año,  o cuando los estudiantes entran de lleno al Departamento, que es en tercer año”.

En este sentido Alejandro Gallardo sugiere, basado en su experiencia laboral, realizar talleres obligatorios y evaluados, vivenciales, donde haya participación, en Desarrollo de Negocios, Emprendimiento, Innovación, Habilidades de Negociación, etc.

¿Recomendarías estudiar en el Departamento de Ingeniería Industrial de la U. de Santiago?

“Sí. Mi experiencia fue súper positiva. Viví la Universidad en todas dimensiones, en su concepto de universalidad, porque la USACH te da la oportunidad de hacerlo”.

¿Cuál es tu mensaje a los actuales estudiantes del Departamento de Ingeniería Industrial de la U. de Santiago?

“Los estudiantes deben empoderarse de su rol y aprovechar bien su estadía en el Departamento de Ingeniería Industrial y en la Universidad. Deben participar mucho más de la contingencia, involucrarse, opinar”.

En una frase, ¿qué significado tiene para ti el Departamento de Ingeniería Industrial?

“Le tengo mucho cariño, por lo vivido ahí. Tuve profesores entrañables (…) pero el cariño se genera a partir de las historias y experiencias que viviste, y las experiencias son a través de las personas. Les pediría a los profesores que sean más cercanos y más cariñosos con sus estudiantes, que puedan interactuar mucho más con ellos. Es una oportunidad para generar un vínculo potente y duradero con el Departamento”, concluyó.